Para que nunca dejemos de ver: clausura y premiación del 10° TQV

La 10° edición del Festival de Cine y Derechos Humanos “Tenemos que ver” culminó el pasado 5 de noviembre en la Sala Zitarrosa. Durante la ceremonia de clausura se conocieron los ganadores y ganadoras de los diferentes concursos del Festival.

En el Concurso Internacional de Fotografía la ganadora fue Natalia Rovira (Uruguay) y la mención especial fue para Eduardo Segura (Argentina); los premios fueron presentados por el jurado Alejandro Persichetti.

Fotografía ganadora: Natalia Rovira (Uruguay)

En el Concurso 1 Minuto 1 Derecho, en la categoría Niñes el premio fue para “Fabricando Derechos” de la escuela n.º 113 “Zelmar Michelini”; en la categoría Adolecentes ganó el corto “Jhon” de la UTU de Santa Catalina; y en la categoría Cine el primer premio fue para “Ery y la hamaca prohibida” de Eduardo Maquieira y Estiyú.

Fabricando Derechos. Escuela n.º 113 “Zelmar Michelini:

Jhon. UTU de Santa Catalina:

Ery y la hamaca prohibida. Eduardo Maquieira y Estiyú:

El voto del público de Tv Ciudad eligió como película ganadora el largometraje “Desde Adentro” de Vasco Elola.

En lo que respecta al Premio del Jurado Joven de la décima edición de Tenemos Que Ver, el consenso fue para “Inside the red brick wall” de Hong Kong Documentary Filmmakers. En un discurso claro, motivador y crítico, las y los integrantes del Jurado Joven se dirigieron al público: “Invitamos a todes les aquí presentes a mirarnos adentro, para encontrarnos afuera en las calles luchando. Porque nos necesitamos unes a otres como pueblo presente para hacerle frente a las injusticias que deja en su camino la ausencia estatal y la criminalización de les estudiantes, de les jóvenes y de la movilización social. Nos necesitamos conscientes, con la escucha atenta y el corazón listo para seguir tejiendo la red.

El jurado del Concurso Internacional de Cortometrajes eligió la película “Las Picapedreras” de Azul Aizenberg, “Por su aporte a la memoria histórica de las mujeres trabajadoras y al movimiento anarcosindical del Río de la Plata, utilizando recursos no tradicionales, frescos y valientes para reconstruir imágenes y documentos perdidos; por su vigencia que nos lleva, además, a cuestionar qué colectividades estamos invisibilizando hoy en nuestras luchas”, dijeron. También brindó una Mención Especial para la obra “Aturdido permanezco atento” de Henrique Amud y Lucas H. Rossi, “Por el acertado trazo de una historia que involucra todo un siglo de opresiones padecidas por tres generaciones, uniendo el latifundio con la tortura y la depresión, en un contexto local y regional de ataques a la prensa de calidad y obsena defensa de los violadores de derechos humanos, destacamos el potente cortometraje de Brasil Aturdido, permanezco atento.

Por último, en el Concurso Internacional de Largometrajes, el film seleccionado resultó ser “Nuestra Libertad” de Celina Escher, “Por su capacidad en hacer visible un sistema perverso que tiene como centro las mujeres pobres de El Salvador, donde se destaca la construcción del personaje central del relato, Teodora, quién junto a su familia son una muestra contundente de las injusticias presentes en Latinoamérica“. Además, hubo una Mención Especial para “Encuentro con mi agresor ” de Maiana Bidegain, “por la valentía de su autora de ponerse en primera persona con tanta sensibilidad y sutileza para desarrollar un tema tan complejo y duro como los abusos sexuales y sus consecuencias“.

La película que coronó el festival y cerró la décima edición fue “Soy Greta”, un documental sobre la joven activista sueca Greta Thunberg, que muestra sus acciones de protesta para detener o aminorar los efectos de la contaminación ambiental, y que se ha convertido en una fuente de inspiración y referencia para niñes y jóvenes en la lucha contra el calentamiento global.

Pese a los obstáculos que puedan aparecer en el camino de Greta, que pueden llegar desde su síndrome de Asperger hasta los nocivos comentarios de los líderes políticos mundiales, su fuerza y convicción por salvar al mundo no se detienen.

La décima edición del Tenemos Que Ver dejó a la luz la imperante necesidad de mantener el ojo vivo y activo hacía las producciones audiovisuales que toman como eje las realidades sociales contemporáneas y se constituyó como un llamado urgente de mantener la lucha permanente ante un presente cada vez más complejo. 

El Tenemos Que Ver 2021 nos ha enseñado que el Pueblo Presente: las mujeres organizadas, las nuevas generaciones, los ciudadanos activos a dar respuestas solidarias ante el abandono del Estado, son capaces dé transformar realidades a fuerza y a pulmón.

Las victorias son posibles, las sociedades organizadas, temerarias, desafiantes a las hegemonías, están dando una lección de activismo y victoria en la lucha y la defensa de los Derechos Humanos, una lucha que desde la acción, nunca hay que dejar de ver.

Galería fotográfica:

Nota elaborada por Florencia Hernández Rodríguez, Belén Méndez y Ana María Sarmiento, colaboradoras del 10° TQV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *