Editorial

En nuestro continente existen conflictos profundos que, para su abordaje, requieren de una sociedad activa y de gobiernos responsables y comprometidos con los derechos humanos. Nuestras sociedades se encuentran fragmentadas, polarizadas, enredadas en narrativas que perpetúan discursos de odio y exclusión hacia personas y colectivos vulnerados en sus derechos.

La pandemia por Covid-19 ha puesto de manifiesto y ha profundizado las desigualdades sociales y relaciones injustas que comprometen seriamente el ejercicio de los derechos humanos por parte de grupos específicos de la sociedad. El rol que juegan los actores sociales, políticos y económicos aparece como un factor determinante para garantizar que se cubran necesidades básicas.

Se vuelve evidente que el ejercicio de nuestros derechos humanos y sociales solo es posible si los Estados y sus gobiernos garantizan las condiciones materiales mínimas para poder hacerlo. Sin embargo, en la mayoría de los casos es la sociedad civil organizada quien sale a exigirle al gobierno su rol como garante de nuestros derechos.

Este año tuvimos que quedarnos en nuestras casas para poder cuidarnos, y esto puso en evidencia las desigualdades pre-existentes. El derecho al cuidado atraviesa otros derechos fundamentales como son el trabajo, la educación, la vivienda, y el ejercicios de estos en los contextos de aumento del autoritarismo y la criminalización de la pobreza. Desde una perspectiva de género proponemos en esta 9a. edición reflexionar en estos ejes, los cuales nos desafían diariamente para pensar juntos y juntas de que manera actuar y aportar en la construcción de sociedades más justas.

Esta 9a. edición que cambia de fecha y de escala, mantiene su espíritu y su fin, y busca llegar como siempre a todos los barrios, y todas las casas, así como a bares y salas de cine. Elegimos este año esperar a que llegara la posibilidad de encontrarnos, porque si bien la virtualidad ya no dejará de ser parte de nuestras vidas, somos seres sociales y nos necesitamos unes a otres para ser. Apostamos por el encuentro, el diálogo y el intercambio de ideas y saberes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *